top of page
  • Foto del escritorjuliocesar.singlan

Dimensiones Paralelas




Se despertó confundido, desorientado. Dónde estaba, no sabía. Se trataba de un sueño, o una realidad paralela. A su alrededor un mundo nuevo se manifestaba, con todo su esplendor. Todo tenía vida, y de cada una de ellas emanaba una energía de maravillosos colores como nunca antes había visto. Recorrer este lugar era como estar en un paraíso, con la calidez del sol en un cielo azul profundo, adornado por algodones de nubes. La naturaleza, los árboles, las flores… todo irradiaba luz. Todo estaba envuelto en una luminosa energía. Los seres se comunicaban entre sí de manera telepática, sintiente, se entendían sin tener que hablar. Era un mundo de sensaciones. Los cuerpos emanaban energía que podíamos sentir, transmitían información, para comprender dónde estábamos. Sensaciones, emociones, comunicación… todo estaba amplificado.


Era un plano elevado de frecuencia todo era energía, vibración, y conexión. Había una red conectando sutilmente cada ser viviente… podías sentir lo que te transmitían y vibraban. Todo tenía su energía y vibración; las rocas, las pulsaciones de los árboles… los seres presentes eran translúcidos, energéticos. No se comunicaban con palabras, no hacía falta. Todo lo entendíamos. Su lenguaje no eran palabras, eran sensaciones, frecuencias energéticas que con calma podías ir descifrando. Era una sensación de unidad y conexión, un entendimiento supremo con el Todo.


Este lugar existe en otros planos dimensionales. Aquí en la Tierra, solo tenemos un limitado rango de percepción energética, vemos una limitada gama de colores y sonidos. Pero si pudiéramos seleccionar conscientemente qué frecuencia sintonizar, nuestra realidad se expandiría enormemente.


En algún momento todos conoceremos ese mágico lugar. Mientras tanto, lo importante es el mensaje. Lo que realmente importa es cómo estás viviendo, dónde pones tu atención; que será lo que estarás amplificando. Ser conscientes de dónde ponemos nuestro enfoque; donde sintonizaremos. No se trata desviar la vista de algún dolor o tema por resolver. Es darle luz, amor, gratitud. Darle la justa intensidad sin estancarse en ello.

Eres lo que sientes.


Las situaciones simplemente están para ser transitadas, este plano físico es así, pero nuestra vida es temporal, pasajera mientras estemos vivos. Todo lo sentiremos corporalmente, pero somos energía y tenemos que cuidar nuestra alimentación energética, observar nuestra estructura de la realidad.


Cada uno de nosotros procesamos y damos forma al mundo que nos rodea. De esa manera atraemos y potenciamos el flujo de resonancia magnética energética de información que luego se materializa en eventos concretos. En primera instancia siempre es un pensamiento, acompañado de una emoción. Esto adquiere un poder más grande, que termina reflejándose en lo material.


Cuida de tu energía. Observa en qué frecuencia estás vibrando. La información de la realidad es mucho más amplia. Recuerda, eres lo que piensas. Creas con lo que sientes, lo que vibras es lo que atraes. Desde ahora eres consciente de dónde pones tu atención, lo que crearás para ti.




@iluminando_elcamino


14 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page