top of page
  • Foto del escritorjuliocesar.singlan

LA CONSCIENCIA DE LA EXISTENCIA

Actualizado: 22 ene





Todo lo que existe es energía.


El universo son átomos atraídos por sus frecuencias, polaridades y fuerza de atracción, que dan forma a la materia. Incluso donde pensamos que hay vacío, hay energía en vibraciones cuánticas. La energía está en constante  movimiento y reacción.


Nuestra realidad está conformada por la interpretación de sensaciones, ideas, pensamientos, prejuicios y valores individuales y compartidos.


Pero, qué hay más allá de las estructuras y patrones conductuales?

¿Cómo es la energía qué mueve nuestros pensamientos?


Poder comprender cómo funciona nuestro universo interno, es fundamental para crecer en lo individual y universal, y lograr trascender las cadenas limitantes del maravilloso ser que habita en cada uno de nosotros; nuestra Alma.


Creamos nuestra realidad en coherencia con nuestro nivel de conciencia.


Desde  estados  emocionales en asociación a pensamientos con una determinada energía, positiva o negativa, proyectamos nuestros estados emocionales.


Es fundamental por ello, hacer las paces con nuestra historia en los aspectos más dolorosos, perdonar y liberar todo lo que nos aflige.


Liberar esa carga negativa es sustancial.


Si en nuestro núcleo interno hay un desbalance hacia una polaridad determinada, tenderemos a estimular el crecimiento de esa característica energética.


Nuestro pasado vive presente en la estructura mental del proceso existencial que da forma a nuestra identidad, un cúmulo de creencias e historias de vida.


Pero podemos tomar el control con la intención de tener un aprendizaje y conocimientos sobre nosotros mismos, comprendiendo porqué pensamos lo que pensamos.


¿En qué frecuencia estoy vibrando?


en alegría, amor y esperanza?


o su polaridad contraria?


¿Qué es verdad y qué es creencia?


Desde qué estado psicoemocional evalúo lo que me rodea?


El ser humano se relaciona con la realidad de su propia interpretación de ella; una relación subjetiva de lo que cree como cierto, y lo impone desde su criterio. Cada uno da por cierto lo que piensa, justificando su realidad. Pero es algo totalmente relativo a su vivencia, a la historia que tiene su personalidad. 


Es el poder subjetivo, que está muy estudiando a lo largo de la historia de la humanidad y gracias a ello se utiliza para manipular a las masas sociales desde hace miles de años a través de la política o la religión, separándonos y dividiendo, encontrando los detalles emocionales para tal fin, en vez de buscar los aspectos en común que son desde todo punto de vista, muchísimos más.


Mantenemos características muy similares en nuestro comportamiento a lo largo y ancho del mundo y de la historia de la humanidad. Nos enamoramos, nos ilusionamos con proyectos personales y familiares, y también  son las razones de nuestra aflicciones. Pero podemos ser conscientes de que nuestras vidas en el planeta duran un breve espacio - tiempo.


Lo que hacemos de nuestras vidas es mucho más importante de lo que imaginamos.


Cocreamos el mundo.


Es tiempo de poder generar todo lo bueno que pretendemos ver en él.


De comprender la importancia de cada uno de nosotros, y que todos somos igualmente importantes, y respetarnos en nuestras convicciones.


Sanar nuestra historia para luego proyectar la luz de amor que somos.


Allí donde pongamos nuestra intención, será como colocar las semillas de lo que queremos cosechar.


Lo que piensas, se transforma en palabras, que luego se manifiesta físicamente.


Puedes tomar el control desde los valores crísticos que en ti residen, para manifestar todo el esplendor, la belleza y la bendición de nuestras vidas.


La energía crece en lo que te enfocas.




.


@iluminando_elcamino

Mensaje canalizado por Julio César Singlan.



156 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Commentaires


bottom of page