top of page
  • Foto del escritorjuliocesar.singlan

Valor




Valorar lo más preciado,

el tiempo.


Cómo gestionamos el tiempo,

es también una referencia

de cómo nos valoramos a nosotros mismos.


Con la dosis justa,

encontrar un equilibrio

entre momentos de trabajo,

momentos para la pareja, si tienes,

la familia,

amigos.


Y ese tiempo desvalorado

para estar con nosotros mismos…

también para emprender proyectos.


Son múltiples actividades.


Es importante realizar

una buena evaluación

para una mejor gestión, planificación,

y así poder disfrutar

de cada momento,

estando en presencia siempre.


Algo que a menudo sucede;

nuestra mente se dispersa

y crea diversos escenarios ilusorios,

hipótesis que de ellas

en un mínimo porcentaje,

terminan realizándose.


Va más allá de dar valor a un trabajo.

También es el análisis del tiempo

que me llevó alcanzar

tal cifra de dinero (tiempo),

para gastar a veces

en algo sobrevalorado.


Y no me refiero a su costo económico,

sino al valor que le damos

a ese objeto.

La felicidad es ilusoria.


Esa ilusión…

que nos venden en cada esquina

y que nunca tiene un final.

Llegamos allí,

para emprender una nueva búsqueda,

pero esa búsqueda

siempre estuvo frente a nosotros.

La vimos pasar,

vimos la imagen de un niño

y su sonrisa frente al espejo.


Por años,

poco a poco su imagen se fue moldeando,

hasta llegar a lo que somos hoy.

Vemos como flashes,

toda nuestra historia

en pequeñas cápsulas de tiempo.

Muchos lindos momentos…


Otros nos enseñaron

a ser más fuertes y madurar.


Todo eso describe mi historia.

Ha sido el recorrido hasta aquí.

Son los momentos,

lo que más valoramos

a lo largo de la vida.

Es eso,

lo que tenemos que tener en cuenta.

Crear espacios

para generar aventuras y encuentros.

Lo más valioso que existe,

es eso mismo,

momentos.


Están ahí,

para crear los espacios necesarios.


Enfocarnos,

en una buena gestión y planificación,

guiados por el sentido de la vida.


Sentir.


Sentir el aire que respiramos,

la belleza de la naturaleza,

los sonidos de los pajaritos...

El caminar descalzo

por la playa o el pasto.


También sentir

que estamos haciendo lo mejor posible,

por nosotros mismos,

por nuestras familias,

por la humanidad misma.



13 visualizaciones0 comentarios

Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page